Adiestramiento canino

Un buen adiestramiento es muy importante para que nuestro perro no se convierta en un animal dominante del que nos tengamos que desprender como consecuencia de no ser capaces de dominarle, por lo que si no podemos atender convenientemente este aspecto quizás será mejor que desistamos de tener un perro o que dejemos en manos de un adiestrador profesional su correcto entrenamiento.

Adiestramiento canino

Adiestrar un perro va mucho más allá de ser capaces de elegir entre los diferentes nombres para perros que podemos poner a nuestro animal y conseguir que venga con nosotros cuando lo escuche, adiestrar es conseguir que nuestro perro sea capaz de adquirir alguna destreza específica y que una vez conseguida este la vaya perfeccionando y no la olvide. No es suficiente con enseñarle alguna cosa nueva y demostrar a nuestros conocidos lo “listo” que es, sino que es mucho más conveniente que la destreza que le enseñemos sea productiva en algún tipo de aspecto, como puede ser lo más típico, traernos las zapatillas o recoger el periódico, o también otras más interesantes como las que se enseñan a razas medianas o grandes, como las que tienen que ver con la búsqueda de personas en escenarios de catástrofes naturales o explosiones.

 

Es evidente que no aspiramos todos a que nuestro perro sea un héroe, por lo que seguramente nos centraremos en trucos más sencillos, como el de sentarse o tumbarse a nuestra orden. Lo que sí debemos tener en cuenta es que el adiestramiento es algo continuo y nunca se puede dar por terminado porque si dejamos de dedicar tiempo a estas actividades el animal acabaría por olvidar todo lo que es capaz de hacer al no utilizarlo, pues su instinto le haría sentir que no es útil y por lo tanto no necesita retenerlo entre sus capacidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *