Remedios caseros para una tos de perro

En el mercado existen cientos de medicamentos que sirven para aliviar la tos de nuestra mascota, sin embargo, en ocasiones no tenemos el dinero, todos los negocios están cerrados o tu mascota presento este problema lejos de la ciudad. Hoy hablaremos de algunos consejos prácticos y remedios caseros para una tos de perro.

Remedios caseros

Remedios caseros para aliviar la tos de tu mascota

Lo principal que debes recordar es no abusar de los mismos. Ellos tienen un sistema digestivo mas pequeño que el nuestro y no resisten grandes cantidades de sustancias extrañas en su organismo, además recuerda que todo en exceso produce daños estomacales.

La miel es el primer remedio casero para aliviar la tos de tu mascota y la vía de suministración es sencilla. Lo que deberás hacer es partir un limón y sacar una pequeña cuchara de sumo. Luego untarte los dedos de miel, en una pequeña cantidad para que tu mascota lo pruebe. Al gustarle vuelve y úntate los dedos de miel pero en esta ocasión agregaras un par de gotas de limón para que tu mascota la pruebe. Aplica dos o tres veces al día y su garganta se relajara, recuerda solo es un dedo.

El limón es otro remedio casero para aliviar la tos de tu mascota y ya hemos visto anteriormente como es una manera de usarlo con otro producto, sin embargo, en muchos libros hemos encontrado que el limón causa daños en nuestra mascota, pero es lógico que solo usáramos pocas gotas y que esto no se convertirá en una actividad diaria. Pero a los perros no les gusta el sabor del limón, las únicas maneras de suministrarle es dejándoles en el agua algunas gotas o dándoselas directamente a beber.

Estos dos remedios caseros para aliviar la tos de tu mascota te servirán para cualquier emergencia. Muy pronto daremos a conocer otros que ayudan a evitar algunos trastornos en su garganta.

One thought on “Remedios caseros para una tos de perro

  1. Janeth Cardozo Lopez Reply

    Gracias por ayudarme a mejorar la salud de mi mascota, ahora esta mas feliz y yo tambien…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *